Memoria LXXIV: ¿Hacia dónde va la caficultura colombiana?

descarga

 

Es la pregunta que hemos venido escuchando durante los últimos meses por cuenta de un año 2009 en el cual se produjo una drástica caída en la producción: Llegó apenas a 7.8 millones de sacos, lo cual representa la cifra más baja registrada desde 1971 cuando llegó a 7.3 millones de sacos.

Las razones abundan para preguntarse hacia dónde va la caficultura colombiana, aún más, los mecanismos de estimación de la cosecha operados por la Federación Nacional de Cafeteros no lograron anticipar la ocurrencia de este fenómeno.

De otro lado, la caficultura colombiana, que es intensiva en mano de obra, resulta afectada por el incremento de sus costos laborales, en especial como consecuencia de la apreciación del tipo de cambio.

Es también importante señalar que se está dando un proceso de migración geográfica de los cultivos y un auge notable de la producción campesina.

Por último, es digno de atención el “Acuerdo por la Prosperidad Cafetera” suscrito recientemente entre el Presidente de la República y la Federación Nacional de Cafeteros. Su objetivo explicito consiste “en apostar por un aumento de la producción y la competitividad cafetera que genere mayores ingresos y bienestar a las familias cafeteras”.

¿Cuál es, entonces, el balance de todos estos factores? La respuesta la podemos buscar y quizá encontrar en el foro anual y LXXIV Asamblea de la Asociación de Exportadores de Café de Colombia, Asoexport, que reúne a expertos, analistas y organizaciones nacionales e internacionales del café.

descarga

AdjuntoTamaño
PDF icon Memorias Asoexport 2010.pdf2.52 MB